La maldición de los que nos gusta probar nuevos programas e instalar lo primero que vemos es que tarde o temprano nos encontramos con una pieza de malware que nos puede fastidiar el día. Por ejemplo, extensiones que cambien la página de inicio de nuestro navegador o que se dedique a obtener toda la información que tecleamos. Google es consciente de que, particularmente en Windows, este puede ser un gran problema, de ahí el lanzamiento de una herramienta para eliminar todas esas partes indeseadas de Chrome.